Sebastian Ordenes

VAIVEN

santiago va y viene, como la vida, palpita, duerme, despierta, corre, se cansa, se enferma, se pudre y vuelve a vivir.
van y vienen, nunca se detienen, colapsan, depresión insomnio y psicotropicos, la gente ríe y llora y marchan, marchan sin parar.
de un lado para otro. casi por obligación, movimiento, y el aire es espeso. el gris de santiago y su vaivén de fuego…

Sebastian Ordenes, fotógrafo…trabajo que puede seguir creciendo con el tiempo…