Salgado Ibacache

Perpetuo

Este es un ensayo realizado en el Cementerio Bajos de mena en la periferia de Puente Alto, es un trabajo que intenta reflexionar sobre el olvido. A través de estas imágenes, las cuales son puestas por los familiares, junto a flores naturales al principio y que después con el paso del tiempo se transforman en flores plásticas, estas imágenes son para recordarlos y darle rostro a la muerte. Pero con el paso del tiempo este lugar se llena de abandono, ya nadie los recuerda, nadie los visita las imágenes se empiezan a desvanecer, los rostros se empiezan a desfigura y solo queda el vestigio de que alguien estuvo ahí.

Una vez escuche una entrevista de Luis Poirot sobre la importancia de la fotografía para la memoria, que después de la muerte lo único que queda es una fotografía para el recuerdo. Pero si la fotografía, al igual que tu cuerpo desaparece? (o ya no se recuerda?), solo queda un nombre, un número. El olvido llega a tu puerta, algunos en completo abandono, ni nombre ni fecha, solo un “Perpetuo” se lee en un ladrillo sin pintar, nadie te visita, la muerte se ve más triste todavía en este cementerio, donde la sombra habita constantemente, por sus nichos elevados al cielo y angostos pasillos. Estas imágenes no buscan individualizar, ni recuperar solo nacen de una inquietud, de un caminar por esos lugares y encontrarme con estas fotografías que me llevan a realizar este Ensayo.