Rene Meriño

Natividad del Ser

En aquella constancia viajera perpetua, donde se sostienen  la vibración y la esencia de la creación, me contengo imbuido y perplejo, casi de manera derrotista hacia los caprichos de la naturaleza y emociones bastardas. Aun así, soy  un agradecido, un punto único en la inmensidad del universo y justo ahí, cuando he decido tomar   una pequeña parte de la materialidad, estas tu, viajando a la velocidad mas increíble jamás leída, comportándote como una ambigüedad perfecta, adorada y sectaria, mística e inmaculada, desde  los confines del universo llegas con tu manto y yo… yo solo debo confórmame con tu reflejo.

 

Rene Meriño, venido del sur, con una caja mágica en la mano y con un millón de astros con que llenarla.